Ocho consejos para un networking eficaz (y II)

En la entrada anterior ofrecí los cuatro primeros consejos para un networking eficaz. Aquí van los cuatro siguientes…¡más uno de regalo!

5) Calidad siempre es mejor que cantidad.
Cuida tus contactos antes y después del networking. Cuando solicites un contacto en LinkedIn acompáñalo de un mensaje personalizado: dirígete a esa persona por su nombre y si no es alguien cercano, menciona porqué quieres agregarle a tu red (compartimos grupo, estudiamos juntos, ayer coincidimos en el evento X, o me parece interesante tu actividad). El valor no está en el número sino en el feedback que aportan esos contactos. Utiliza estrategias similares en Twitter: sé generoso y haz follows de vuelta a los seguidores que aporten a tu Timeline; comparte opiniones e información útil; agradece los RT y usa los mensajes directos para conversaciones o discusiones privadas.

6) No aislarse en la estrategia online.
Si el evento es offline obviamente es para desvirtualizarse, hablar y establecer contactos. No te aisles con tu smartphone o tablet dedicándote únicamente a twittear o escribir en tu blog todo lo que oyes y ves. Ese no es el objetivo. Yo suelo usar dos prácticas herramientas online para ahorrar tiempo y centrarme en el offline: 1) la app de Moleskine para iOs me permite anotar en mi iPhone ideas, datos curiosos o nombres de gente que me interesa contactar; 2) en Twitter publico frases con la etiqueta del evento para poder revisarlas en otro momento.

7) Llevar el kit del networker
No olvides tus tarjetas de visita. Son útiles y baratas. Éstas deben mostrar datos actuales (dirección, teléfonos…) y es imprescindible que además contengan tu nombre y apellidos, puesto de trabajo y distintas formas de contacto (fijo, móvil y correo electrónico). Algunas personas añaden sus cuentas en Twitter (si son de uso profesional), Skype o incluso un código QR para pasar los datos al smartphone mediante una foto. Si tienes material publicitario de pequeño tamaño (usb, imán, post-it, bolígrafo…) también puedes llevarlo como detalle. Si es original y/o práctico, ganarás visibilidad y los asistentes recordarán fácilmente a tu empresa.

8) Mantener el contacto post-evento.
Durante el networking intercambiarás tarjetas de visita. Si en la conversación se acuerda mandar una información por correo electrónico, ni lo olvides ni te demores. Envía esos datos y haz un seguimiento de ello: ese contacto será de confianza si consigues interactuar fuera del networking. Completa tu estrategia con una llamada telefónica o una visita. Participa en las iniciativas post-evento: debates en redes, informes de conclusiones, votación de la mejor frase o mejor presentación, etc.

Consejo final de propina: los objetivos nunca se consiguen totalmente durante el propio evento, se logran en acciones posteriores. El networking no es el fin, es un medio más.

¿Y tú como consigues que tus eventos de networking sean un éxito? Comparte tus consejos en los comentarios y los recogeré en un nuevo post.

Si quieres compartir esta entrada aquí tienes el enlace corto: http://wp.me/p1yi88-48