Bye bye 2o11. Wellcome 2o12?

Se acaba el año 2o11, nefasto para la mayoría de los españoles y las previsiones para 2o12 no son nada esperanzadoras. Desaceleración, tijeretazo, decrecimiento, recesión, recortesajustes…Desgraciadamente, parece que en el primer trimestre semestre lo único que subirá son los impuestos y el desempleo. A los malos augurios de los analistas económicos se suman la incertidumbre (el peor enemigo de la economía) y la crisis del euro.

En el primer consejo de ministros no se han aprobado ninguna de las medidas anunciadas para incentivar la economía como la compensación de deudas de AA.PP. con las empresas, no adelantar el IVA no cobrado o la ley de emprendedores, pero en cambio se ha recortado el presupuesto para I+D+i. Malas noticias que van a provocar un masivo éxodo de talento, una fuga de cerebros, de científicos que son el mayor valor que tenemos para el futuro; ha costado mucho esfuerzo y mucho dinero formar a nuestros investigadores y ahora se aprovecharán en otros países de su capacidad. Adiós al retorno de parte de lo que se invierte en educación.

Poco originales las medidas marianas ya que existen otras alternativas para recortar gastos antes de buscar ingresos vía subida impositiva. ¿Nos dan gastos por liebre?

En fin, ya lo hemos oído muchas veces, pero en The New York Times nos lo recuerdan: In Spain, the party is over. Se acabó la fiesta.

Para algunos será mejor pensar ya en 2o13 (2o12 + 1 para los supersticiosos del número 13) porque dan por perdido el año entrante. Otros vamos a luchar, ¡qué remedio!

¡Feliz 2o12! (“A pesar del gobierno”, que diría el doctor Rodríguez Braun)

Si quieres compartir esta entrada aquí tienes el enlace corto: http://wp.me/p1yi88-18